Byte

Un byte es una unidad de medida de datos que contiene ocho bits, o una serie de ocho ceros y unos. Un solo byte puede servir para representar 28 o 256 valores diferentes.

El byte se creó originalmente para almacenar un solo carácter, ya que 256 valores son suficientes para representar todas las letras minúsculas y mayúsculas, números y símbolos de los idiomas occidentales. Sin embargo, como algunos idiomas tienen más de 256 caracteres, los estándares modernos de codificación de caracteres, como el UTF-16, utilizan dos bytes, es decir, 16 bits para cada carácter. Con dos bytes, es posible representar 216 o 65.536 valores.

Aunque el byte se diseñó originalmente para almacenar datos de caracteres, se ha convertido en la unidad de medida fundamental para el almacenamiento de datos. Por ejemplo, un kilobyte contiene 1.000 bytes. Un megabyte contiene 1.000 x 1.000, es decir, 1.000.000 de bytes.

Un pequeño archivo de texto plano puede contener sólo unos pocos bytes de datos. Sin embargo, muchos sistemas de archivos tienen un tamaño mínimo de cluster de 4 kilobytes, lo que significa que cada archivo requiere un mínimo de 4 KB de espacio en disco. Por lo tanto, los bytes se utilizan más a menudo para medir datos específicos dentro de un archivo que los propios archivos. Los tamaños de archivos grandes pueden medirse en megabytes, mientras que las capacidades de almacenamiento de datos suelen medirse en gigabytes o terabytes.

Un kibibyte contiene 1.024 bytes. Un mebibyte contiene 1.024 x 1.024 o 1.048.576 bytes.