Kilobyte

Un kilobyte son 103 o 1.000 bytes.

El kilobyte (abreviado «K» o «KB») es la unidad de medida más pequeña que un byte. Precede al megabyte, que contiene 1.000.000 de bytes. Aunque un kilobyte es técnicamente 1.000 bytes, los kilobytes se suelen utilizar como sinónimo de los kibibytes, que contienen 1.024 bytes.

Los kilobytes se utilizan más a menudo para medir el tamaño de los archivos pequeños. Por ejemplo, un documento de texto plano puede contener 10 KB de datos y, por tanto, tendría un tamaño de archivo de 10 kilobytes. Los gráficos de sitios web pequeños suelen tener un tamaño de entre 5 KB y 100 KB. Aunque algunos archivos contienen menos de 4 KB de datos, los sistemas de archivos modernos como NTFS (Windows) y HFS+ (Mac) tienen un tamaño de cluster de 4 KB. Por tanto, los archivos individuales suelen ocupar un mínimo de cuatro kilobytes de espacio en disco.